Vuelta al cole: consejos para padres sobre higiene y salud oral

Se acerca el final de las vacaciones de verano… Y con un final siempre llegan nuevos inicios: nuevo curso, nuevas rutinas, nuevos compañeros… ¡Qué emoción!

Para los niños, esta época puede ser muy buena o muy mala. Algunos pueden estar deseosos de volver a las clases, mientras que otros solo querrían seguir chapoteando en la piscina unos meses más.

En cualquier caso, la vuelta al cole implica que los niños pasen menos tiempo en casa bajo la supervisión de sus padres. Por tanto, es importante que lleven bien aprendidos hábitos saludables para mantener en buen estado su salud.

En este artículo nuestros expertos en odontopediatría ofrecen 5 consejos para padres sobre higiene y salud oral de cara a la vuelta al cole. ¡Sigue leyendo!

 

 

5 consejos sobre higiene y salud oral para padres

 

1.    Los dientes de leche también son importantes

Este es el consejo más importante que podemos darte. Muchos padres piensan que los dientes de leche no cumplen funciones relevantes y, por tanto, hasta que no empieza a producirse el recambio de dentición no se toman en serio su salud. Sin embargo, están equivocados.

Esto es un gran error, porque los dientes de leche son igual de importantes que los permanentes. De hecho, juegan un papel muy importante en el desarrollo de los dientes definitivos y tienen diversas funciones:

  1. Protegen y mantienen el hueco destinado en los maxilares para los dientes definitivos.
  2. Tienen nervio, por lo que si se infectan (por ejemplo, con una caries muy profunda) pueden llegar a causar dolor.
  3. Evitan el desplazamiento de los dientes próximos.
  4. Son útiles para masticar y triturar los alimentos.
  5. Resultan esenciales para la pronunciación de algunas palabras.

En definitiva, los dientes de leche tienen una razón de ser funcional además de estética. Si tus hijos llegan a casa del cole con un golpe en sus dientes o con algún tipo de dolor, ¡bríndales la misma atención que prestarías a los dientes definitivos!

 

 

2.    Supervisa el cepillado

Los niños pequeños no saben cepillarse bien los dientes. Además, muchas veces se olvidarán de hacerlo o incluso tratarán de escaquearse. De modo que, cuando estéis en casa, debéis supervisar los siguientes aspectos del cepillado:

  • Deben realizarlo, como mínimo dos veces al día, aunque lo ideal es que lo hagan siempre que tomen algo de comer (meriendas incluidas). Es especialmente importante que no se olviden del cepillado nocturno.
  • Deben llegar a todos los dientes y superficies de la encía para eliminar eficazmente la placa bacteriana. Esto implica permanecer cepillándose durante al menos dos minutos, para asegurarse de cubrir todas las áreas de la boca.
  • Deben utilizar un cepillo adecuado y emplear pasta de dientes fluorada. Puedes consultar al odontopediatra o en la farmacia cuál es la cantidad recomendada para ellos.

Cuando estén en el cole no podrás vigilar cómo se cepillan. Por eso, es importante que les enseñes y eduques para que aprendan, tanto la técnica correcta como la importancia que tiene realizar un buen cepillado. Así conseguirás que mantengan una higiene bucodental correcta y que integren para siempre este hábito en su rutina diaria.

 

 

3.    Llévalos al odontopediatra…

Las revisiones con el odontopediatra son fundamentales para revisar que los dientes erupcionan correctamente, así como para detectar y solucionar a tiempo cualquier anomalía.

Además, nuestros odontopediatras aprovechan para dar consejos a los padres en cuanto a cuidado de los dientes, alimentación, utensilios y técnicas de higiene oral para niños. ¡Por lo que tendrás formación profesional que después podrás usar para enseñar correctamente a tus hijos!

 

 

4.    … Y llévalos al ortodoncista, antes de los 7 años

Se recomienda la primera revisión al ortodoncista a edades tempranas porque durante la infancia los huesos faciales no han terminado de desarrollarse. Por tanto, resultará más fácil intervenir si, por ejemplo, no hay suficiente espacio en el maxilar inferior para abarcar todos los dientes y es necesario expandir el paladar.

La ortodoncia temprana también se conoce como ortodoncia interceptiva o preventiva por este motivo. Recomendamos que si tu hijo tiene 6 o 7 años aproveches el inicio de curso para llevarlo al ortodoncista por primera vez. Así sabrás si podría necesitar un tratamiento de ortodoncia.

En nuestra clínica dental en Bilbao también contamos con especialistas en ortodoncia infantil. ¡Contacta con nosotros si quieres que revisemos la salud oral de tus peques!

 

 

5.    Meriendas sanas para la vuelta al cole

La alimentación influye más de lo que se piensa en la salud oral, especialmente durante la infancia. De cara a la vuelta al cole, es bueno que preparéis almuerzos y meriendas sanas y una botella de agua para que el niño se acostumbre a mantenerse hidratado.

¡Sigue estos consejos y conseguirás que tus hijos comiencen el curso con una sonrisa de lo más saludable! Si necesitas asesoramiento por parte de nuestros especialistas en salud oral infantil, llámanos.

Whatsapp la clinica dental Arce