Traumatismos y fracturas

La primera visita de tu hijo al dentista infantil debe realizarse antes de que cumpla su primer año, tal y como recomienda la Sociedad Española de Odontopediatría. Este primer contacto es esencial para que en Centro Dental El Parque, clínica dental en Bilbao, evaluemos el estado de salud bucodental de tu bebé. De esta manera, evitaremos problemas de caries y te enseñaremos cómo cuidar de su higiene dental.

Los traumatismos que se podrían sufrir en etapas tempranas van desde fracturas (dientes rotos) hasta avulsiones (salida completa del diente del alveolo), pasando por otras consecuencias relacionadas con el movimiento anormal del diente.

En nuestra clínica dental en Bilbao, son muchos los niños que vienen con una afección de este tipo, y es fundamental atenderlos con rapidez. Ante cualquier tipo de traumatismo bucal, sea en las piezas temporales o en las definitivas, llama a nuestra odontopediatra de manera inmediata, quien te dará información sobre cómo actuar según el caso.

¿Qué pasa si mi hijo se rompe un diente?

Ante todo, es importante mantener la calma. Aunque el golpe parezca superficial, siempre se debe consultar con un odontopediatra por si existiese cualquier clase de traumatismo interno que podría derivar en problemas de erupción de los dientes definitivos.

Si se ha producido una fractura, es decir, si la corona del diente se ha roto pero no se mueve, no será necesario realizar ninguna clase de tratamiento urgente. Si se mueve y es un diente de leche, es posible que tengamos que extraerlo.

En ocasiones, el traumatismo afecta a encías y huesos. En este caso, se puede producir una grave avulsión que sí precisa de un tratamiento más urgente. En este tipo de lesión, el diente se desprende por completo, provocando daños a su alrededor. 

La avulsión traumática se produce con mayor frecuencia en niños de entre 7 y 9 años de edad, probablemente porque el ligamento periodontal no está del todo formado. En este caso, el diente se debe reimplantar cuanto antes, para que las células y fibras del ligamento periodontal se formen de nuevo y sujeten el diente. No se puede reimplantar un diente de leche, solo el definitivo.

Es muy importante acudir al odontopediatra para que, además de evaluar las posibles lesiones en encías, labios o huesos, se valore la posibilidad de colocar mantenedores de espacio. Con ellos se puede preservar el espacio que ha dejado una pieza dental que ha tenido que ser extraída para que los dientes definitivos no erupcionen de forma incorrecta. Así evitaremos problemas futuros como un mal alineamiento o la maloclusión.

¿Sabes qué hacer en caso de accidente para que podamos reimplantar un diente definitivo?

Ante cualquier consulta, en Centro Dental El Parque te ayudamos a cuidar de la salud bucodental de tu bebé. Acude a nuestra clínica dental en Bilbao para que te mostremos cómo mantener su boca libre de cualquier tipo de problema que pueda afectar a sus futuros dientes de leche.

La importancia de los protectores bucales​

Los niños juegan, se mueven y hacen deporte. Es algo normal con su edad. Por ello, para evitar que sufran traumatismos, es importante el uso de protectores bucales. Estas férulas protegen los dientes ante cualquier accidente que pueda tener lugar mientras hacen lo que más les gusta.

Con los protectores bucales se conseguirán amortiguar los golpes, por lo que hay un menor riesgo de que los dientes se rompan. La férula se suele colocar en los dientes superiores, ya que son los más propensos a sufrir daños. 

Los protectores bucales se recomiendan especialmente para aquellos niños que practiquen deportes de contacto. En nuestra clínica dental infantil en Bilbao somos especialistas en la fabricación de protectores bucales, ¡llámanos!

Prevenir las fracturas dentales en los niños

Aunque es inevitable que los más pequeños de la casa sufran caídas y golpes mientras juegan o practican algunos deportes, sí que es posible reducir los riesgos de que sufran fracturas dentales. En este sentido, una buena alimentación y una correcta salud bucodental favorecen el crecimiento de unas piezas dentales más sanas y resistentes a las contusiones. Por ello, se puede decir que unos buenos hábitos ayudan a prevenir las fracturas dentales en los niños.

Por otro lado, hay personas más proclives a las roturas. Se trata de pacientes que presentan malposiciones en los huesos maxilares. Al no estar tan protegidos por los labios, los dientes, sobre todo los incisivos, están más expuestos ante un eventual golpe o caída. Cabe recordar que tanto una malposición como un alineamiento incorrecto de las piezas dentales se pueden corregir mediante un tratamiento con ortodoncia.

¡Contacta con nuestra
clínica dental en Bilbao!

Whatsapp la clinica dental Arce