Mantenedores de espacio

A partir de los 6 años y hasta los 12, los dientes definitivos de los niños empiezan a erupcionar, por lo que es muy importante cuidarlos para evitar que sufran cualquier tipo de problema.

Una de las afecciones a la que la boca de tus hijos puede enfrentarse es la temida caries. En ocasiones, puede evolucionar hasta tal punto que se hace imposible realizar un tratamiento que restaure el diente de leche. En este caso, tendremos que extraer el diente y preservar el espacio que ha dejado para que el diente definitivo erupcione de forma correcta.

Para conseguirlo, se usa un mantenedor de espacio dental. Su uso es muy importante para el desarrollo del niño, ya que previene problemas en la dentición definitiva, como pueden ser el mal alineamiento de los dientes o la maloclusión.

En Centro Dental El Parque ofrecemos este tratamiento ajustado a las necesidades de tus hijos. ¡No dudes en llamarnos ante cualquier consulta sobre odontopediatría infantil en Bilbao!

¿Es posible mantener el espacio tras una pérdida dental?

Con un mantenedor de espacio se preserva el hueco que está destinado para el diente definitivo. De esta manera, podrá salir en el lugar que le corresponde y así se evitarán problemas en el futuro.

Un mantenedor es un dispositivo fijo que se coloca tras llevar a cabo un análisis del espacio que ha dejado el diente de leche extraído. Los mantenedores de espacio fijos conservan el espacio abierto, evitando que los dientes ocupen el lugar donde deberá ir el diente definitivo que está aún por salir.

¿Por qué tengo que llevar un mantenedor de espacio?

El mantenedor de espacio es muy importante para una erupción correcta de la pieza permanente. De esta manera, se evitan trabas relacionadas con el habla, problemas estéticos y algunos hábitos nocivos que pueden poner en peligro la salud bucodental de tus hijos.

¿Sabes cuáles son los beneficios de los mantenedores de espacio?

Tras la colocación del mantenedor de espacio, el niño tendrá un periodo de adaptación. Normalmente a los pacientes de nuestra clínica dental infantil en Bilbao les suele costar únicamente un par de días acostumbrarse, sea fijo o removible. Además, les asesoraremos acerca de cómo mantener una correcta higiene bucodental y del mantenedor para que no se desarrolle placa y la encía se mantenga en una situación óptima.

Es importante que el paciente acuda a revisiones periódicas para comprobar el correcto funcionamiento del tratamiento. Así, quedará perfectamente ajustado a las necesidades de tus hijos.

¡Contacta con nuestra
clínica dental en Bilbao!

Whatsapp la clinica dental Arce