Los peligros del collar de ámbar para bebés

Los bebés, cuando cumplen los 6 meses, entran en una etapa clave en su desarrollo: la primera dentición. La erupción de sus primeros dientes les hace estar incómodos, rabiosos y con ganas de morder objetos con sus encías para relajar la presión que notan en su boca.

Esta etapa preocupa mucho a los padres. Buscan maneras de rebajar esa molestia que notan sus hijos y recurren a tratamientos caseros que pasan de generación en generación o que se viralizan en internet como es el caso del collar de ámbar para bebés

En Centro Dental El Parque contamos con dentistas para bebés que te ayudarán a saber actuar ante estas situaciones y podrán revisar cómo avanza la dentición del pequeño. Además, te daremos consejos sobre qué objetos utilizar para que el bebé lo muerda y cuáles no.

 

¿Qué es un collar de ámbar para bebés?

Estas joyas están hechas con pequeñas bolitas fabricadas en ámbar, una resina de origen vegetal que, según la habladuría social, contiene propiedades antiinflamatorias y calmantes del dolor.

En teoría, el collar de ámbar, al entrar en contacto con el bebé, aumenta de temperatura y desprende unas toxinas que acaban con el dolor de encías y dientes de los pequeños.

Pero lo cierto es que no hay ningún estudio científico que confirme los supuestos beneficios que tienen para los bebés.

 

¿Quitan realmente el dolor de encías?

La expulsión de toxinas relajantes del dolor es una teoría que no está fundamentada, por lo que no, no quitan el dolor de encías y dientes que tienen los bebés durante su primera dentición.

Además, suponen un riesgo para los más pequeños debido a que, al llevarlo en el cuello, aumenta la posibilidad de asfixia.

 

 

Peligros del collar de ámbar para bebés

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos ya advirtió en el año 2018 sobre los peligros que tiene el collar de ámbar para los bebés. Destacan sobre todo tres:

  • Atragantamiento. Si se diera el caso de que el collar se rompiera, el bebé puede coger una de sus piezas y metérsela en la boca. Si se lo tragara podría suponer un alto riesgo de asfixia.
  • Estrangulamiento. Los bebés juegan con todo lo que tienen a su alrededor. Puede suceder que empiece a tocar el collar hasta hacer un lío en el cordón y que este quede muy apretado a su cuello. Esto podría ahogar al pequeño.
  • Enganche. Como todas las joyas, pueden engancharse en algún lugar de la cuna o la silla y lesionar su cuello.

 

¿Existen alternativas al collar de ámbar para bebés?

Para evitar exponer a los bebés a estos riesgos, existen alternativas en el mercado que son seguras y realmente acaban con las molestias de sus encías.

  • Mordedores. Estos juguetes están diseñados para los niños, siendo seguros y aliviando de verdad el dolor de sus encías.
  • Toallitas frías. Aplicando unas toallitas frías sobre sus encías se reducirá la inflamación y las molestias.
  • Masajes. Con las propias toallitas o incluso con el dedo, se pueden masajear las encías para que los pequeños noten alivio.
  • Medicamentos. Si el dolor es insufrible y estos remedios no funcionan, es recomendable acudir al odontopediatra para que pueda recetarle algunos medicamentos.

 

En Centro Dental El Parque recomendamos no utilizar el collar de ámbar para bebés. Nuestro equipo de odontopediatras podrá darte consejos y recomendaciones para que las molestias de tus hijos cesen sin poner en peligro su salud. ¡Pide cita! Estamos en Bilbao para ayudarte.

Whatsapp la clinica dental Arce