¿Qué tipos de mordida existen?

Una de las palabras que mejor nos define a los seres humanos es “evolución”.

Conforme pasan los años, evolucionan nuestros gustos, nuestras aptitudes y habilidades, nuestros conocimientos, nuestras amistades y hasta nuestra forma de ver el mundo. Piensa en los personajes de tus historias favoritas: si después de tantas aventuras llegaran a la última página siendo iguales que en la primera, ¡sería un aburrimiento!

Nuestra boca también evoluciona. De hecho, nuestra mandíbula no es igual que hace millones de años ni tiene las mismas funciones; al fin y al cabo, ya no la usamos como herramienta y nuestra dieta es más blanda. Esta evolución ha propiciado que en la actualidad podamos identificar distintos tipos de mordida.

Decimos que la mordida es correcta cuando, al cerrar la boca, los dientes de arriba y los de abajo encajan y la arcada superior cubre aproximadamente un tercio de la inferior. Si esto no es así, hablamos de maloclusión dental y, en función del grado de maloclusión, nos encontramos con diferentes tipos de mordida.

¡En este post te contamos qué tipos de mordida existen y qué tratamientos podemos llevar a cabo para solucionarlos!

 

 

¿Por qué existen distintos tipos de mordida?

Llamamos maloclusión a cualquier tipo de anomalía presente en la posición de los dientes o en los huesos maxilares que dificulte el correcto funcionamiento de nuestro aparato masticatorio.

Los distintos tipos de mordida que existen vienen determinados por estas alteraciones esqueléticas. Estas anomalías, a su vez, se pueden producir por influencia de nuestra herencia genética, por la falta de dientes o incluso por hábitos perjudiciales, generalmente desarrollados durante la infancia.

Por ejemplo, la succión del dedo pulgar (un hábito muy habitual en bebés) o el uso prolongado del chupete, son dos de las causas más frecuentes de la mordida abierta.

No existen dos bocas iguales, pero sí podemos clasificar los distintos tipos de mordida que existen según la forma en la que encajan la arcada superior y la inferior.

 

 

¿Cuáles son los tipos de mordida?

Mordida abierta

Este tipo de mordida se caracteriza porque los dientes de arriba no entran en contacto con los de abajo cuando cerramos la boca. A su vez, también existen dos tipos de mordidas abiertas:

  • Cuando los dientes que no entran en contacto son los delanteros (incisivos y caninos) estaremos ante una mordida abierta anterior.
  • Si los dientes que no contactan son los traseros (molares y premolares) hablaremos de mordida abierta posterior.

Mordida cruzada

En este tipo de mordida, los dientes de arriba encajan por detrás de los de abajo, es decir, “se muerde al revés”.

Al igual que ocurre con la mordida abierta, existen distintos tipos de mordida cruzada en función del sector en el que se presenta la anomalía: posterior, anterior, bilateral o unilateral.

Además, si las alteraciones esqueléticas son muy pronunciadas, trataremos este problema como una mordida cruzada compleja.

Sobremordida

Decíamos que cuando la mordida es correcta, la arcada superior debe estar cubriendo aproximadamente un tercio de la inferior. En el caso de la sobremordida, los dientes de la arcada superior cubren en exceso los de abajo.

 

 

¿Cómo puedo saber qué tipo de mordida tengo?

Después de leer nuestra clasificación y ver qué características son las que definen a cada tipo de mordida, quizás hayas descubierto que tienes una maloclusión dental.

Tanto si crees que has salido de dudas como si no, te recomendamos que visites a un ortodoncista. Ningún artículo de Internet puede sustituir a una revisión y un diagnóstico profesional.

Algunas maloclusiones se presentan de forma tan leve que pueden pasar prácticamente desapercibidas. Debes saber que, aunque ahora mismo no tengas graves problemas a la hora de morder, una maloclusión que no se trate puede llegar a provocar:

  • Desgaste dental
  • Dolores de mandíbula, cervicales y cabeza.
  • Dificultades a la hora de respirar.

Por tanto, si te preocupa saber cuál es tu tipo de mordida, te recomendamos que acudas al dentista para realizarte una revisión.

 

 

Cuál es el tratamiento para los distintos tipos de mordida

Todos los tipos de mordida de los que hemos hablado en este artículo pueden corregirse con un tratamiento de ortodoncia. En algunos casos, según la gravedad de la maloclusión, puede ser necesaria además una intervención de cirugía ortognática.

El ortodoncista es la persona indicada para revisar cada caso y decidir el tratamiento más adecuado. Si vives en Bilbao y quieres recibir un diagnóstico para ti o para tus hijos, ¡llámanos y visita nuestra clínica!

Whatsapp la clinica dental Arce