image-1096954-119176815_s-8f14e.jpg

Efectos de los refrescos en nuestros dientes

image-1094148-31616002_s-c51ce.jpg

Sabemos que hay alimentos o malas prácticas que pueden dañar nuestra salud bucodental, sin embargo, hay muchas veces en las que no sabemos cuáles son los motivos por los que debemos dejar de hacer algo. En Centro Dental El Parque nos gusta enseñaros cuales son los motivos por los que se recomienda hacer una u otra cosa en favor de la salud de nuestros dientes.


Hoy queremos hablaros sobre el efecto que tienen los refrescos con gas en nuestros dientes. Sabemos que desde pequeños hemos escuchado por parte de nuestros mayores que no debemos beber demasiado porque pueden ser perjudiciales para nosotros. 

Como sabes la mayor parte de los refrescos con gas llevan una importante cantidad de azúcares, edulcorantes y aditivos que pueden perjundicar a nuestro organismo. El ácido fosfórico es uno de los aditivos que casi siempre está presente en los refrescos y que ataca a nuestro organismo. Más concretamente, este aditivo desgasta el esmalte de nuestro dientes. 

El fósforo se utiliza en las clínicas dentales para desmineralizar la superficie del incisivo para que los adhesivos que se utilizan en la restauración se peguen mejor sobre la pared del diente.  El fósforo en sí mismo no es dañino, resulta no ser bueno para nuestra salud cuando se presenta como fósforo inorgánico, de manera que nuestro cuerpo absorbe el 100%, lo que puede desembocar en una acumulación de calcio que provoca piedras en el riñón. 

​​​​​​​